Barcos históricos: ¡asómate al pasado y conoce por qué se convirtieron en naves legendarias!

Barcos históricos: ¡asómate al pasado y conoce por qué se convirtieron en naves legendarias!
12 enero, 2015 Orsi Oletics

Barcos históricos: ¡asómate al pasado y conoce por qué se convirtieron en naves legendarias!

Famosos por sus hazañas, apariencia o propietarios, algunos barcos surcaron los océanos para convertirse en leyenda. Robustos y altivos, soportaron mal tiempo y mareas difíciles durante años y hoy conservan ese halo mágico de curiosidad y misterio.

Hemos seleccionado cuatro barcos históricos para recordar por qué fascinaron a los amantes del mar de ayer y de hoy. ¡Disfrútalos!

THE QUEEN ANNE´S REVENGE (LA VENGANZA DE LA REINA ANNE)

venganza de la reina anaLos detalles del barco:

 

Longitud: 31.4 m
Manga: 7.1 m
Armamento: 40 cañones
Construido: 1710
Registro: National Register of Historic Places, 2004.

LA LEYENDA

Barbanegra, el pirata más famoso y sanguinario de la historia recibió este barco como premio por haber ganado una batalla durante la Guerra de la Reina Anne (1701-1714). A bordo de él construyó su reputación de ladrón de mar y azotó sin compasión las más importantes rutas de navegación del Caribe y América del Norte a principios del siglo XVIII. El barco se llamaba Reina Anne, pero Barbanegra lo renombró “La Venganza de la Reina Anne” y con él venció al famoso buque Perla Negra, famoso por transportar tesoros. La estampa del barco era siniestra: exhibía huesos y calaveras que Barbanegra guardaba después de las batallas. Se cuenta que en 1718, el corsario encalló la nave intencionalmente en Carolina del Norte para quedarse con el control de la tripulación y el botín.

DÓNDE ESTÁ AHORA

En 1996 un equipo de búsqueda encontró un grupo de cañones y anclas en un fondo marino de Beaufort (EE.UU). La investigación determinó que se trataba del Queen Anne’s Revenge. Desde 2004 está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos ¡y la leyenda del malvado pirata sigue viva!

CUTTY SARK

cutty-sarkLos detalles del barco:

Eslora: 64,8 m
Manga: 11 m
Calado: 6,4 m
Propulsión: Velas
Velocidad: 27,75 km/h
Botadura: 22 de noviembre de 1869, en Dumbarton, Escocia.
Asignado: Marina Mercante Británica.

LA HISTORIA

Fue construido en 1869 por John ‘Jock’ Willis, un maestro velero experimentado mejor conocido como ‘White Hat Willis’, porque siempre llevaba un sombrero de copa blanco. Su ambición era que el Cutty Sark se convirtiera en el barco de transporte de mercancía más rápido de la época, con el propósito de ser el primero en traer el té desde China. Su amplio casco resultó una novedad y como no se había construido uno tan grande antes, pasó por serias dificultades económicas para ser terminado.

Cutty Sark (su traducción es Pequeña Camisola) navegó por todo el mundo bajo bandera china y portuguesa, desde 1869 hasta 1922. Fue reparado en varias oportunidades y siempre respondió con eficacia y seguridad.

DÓNDE ESTÁ AHORA
El Cutty Sark es un barco-museo y una de las principales atracciones de Greenwich, al sudeste de Londres. En 1922 se le devolvió su aspecto original y se hicieron las últimas modificaciones para facilitar el acceso de los visitantes. Cutty Sark inspiró la marca de whisky del mismo nombre. Consúltanos si quieres visitarlo. ¡Es toda una experiencia ponerse en los zapatos de los viajeros del siglo XIX!

QUEEN MARY

RMS_Queen_Mary_Long_Beach_January_2011_viewLos detalles del barco:

Eslora 310.7 m
Manga: 36 m
Altura: 55.2 m
Calado: 11.9 m
Cubiertas: 12
Construido: 1930-1934. Clydebank, Escocia.
Capacidad: 2.139 pasajeros: 776 primera clase, 784 clase turista, 579 tercera clase.
Tripulación: 1.101
Velocidad máx.: 30 nudos

LA HISTORIA

Iba a ser llamado Queen Victoria, en honor de la reina “más grande” de Inglaterra, pero cuando los astilleros pidieron la bendición del rey, este decidió bautizarlo en homenaje a su esposa, Queen Mary.
Su primer viaje partió de Southampton, el 27 de mayo de 1936 y su despliegue de lujo -5 salones y lounges, 2 bares de cocteles y piscinas, baile de salón, pista de squash y un pequeño hospital- lo convirtieron en el crucero oceánico más cotizado por artistas de Hollywood y políticos como Bob Hope, Clark Gable, Audrey Hepburn y Winston Churchill. Durante la II Guerra Mundial se usó como transporte de tropas y aunque había perdido el encanto al ser pintado de gris, era la nave más rápida: lo llamaban “el fantasma gris” porque ¡podía llevar hasta 16.000 tropas a 30 nudos! Terminada la guerra, recuperó su esplendor a bordo y siguió operando como barco de pasajeros a través del océano Atlántico hasta 1967.

DÓNDE ESTÁ AHORA

El Queen Mary es hoy un hotel flotante, lugar de atracción turística y espacio de celebración de eventos y bodas exclusivas al sur de California. ¿Te apetece reservar para conocerlo? Contáctanos y te llevaremos a bordo de su icónico hechizo.

YATE CHRISTINA

christina-yacht-Los detalles del barco:

Eslora: 99,10 m
Manga: 11,06 m
Calado: 4,24 m
Cubiertas: 5
Construido: 1943
Renovado: 1954, 1999, 2001.
Capacidad: 36 pasajeros (19 cabinas)
Tripulación: 39
Velocidad: 15 nudos
Comodidades: Galaxy Bar, Onassis Suite, puente, recepción, salón, biblioteca, salón de belleza y masaje, sala de juegos para niños, gimnasio, salón de deportes, jacuzzi, salón de música “Rendezvous”, comedor principal, varios patios centrales, bar de Aristóteles y piscina de agua salada que se convierte en pista de baile.

christina-o-yacht-piscina

christina-yacht-cubiertachristina-yacht-salonchristina-yacht-cabinchristina-yacht-piano

 

 

 

 

LA HISTORIA

Concebido como fragata para la Real Armada Canadiense bajo el nombre de ‘Stormont’, el yate Christina se convirtió en el barco emblema de una época en las manos del armador, millonario y excéntrico Aristóteles Onassis. Lo adquirió en una subasta en 1954 y lo convirtió en su residencia preferida: allí se sentía a gusto, rodeado de lujo y de los famosos y poderosos que en los años 50, 60 y 70 lo acompañaron a bordo. Disfrutaron del Christina las compañeras de Onassis Maria Callas y Jackeline Onassis e invitados como Marilyn Monroe, Eva Perón, Winston Churchill, Frank Sinatra y John F. Kennedy, entre otros.

Los buenos tiempos se apagaron con la muerte de Onassis y su hija cedió el barco al gobierno griego para ahorrarse impuestos. Pero como la opulencia no es bien vista en las esferas oficiales, en 2001 volvió a manos privadas y después de una completa reforma, que incluyó recuperar su nombre, está disponible para quien desee alquilarlo.

DÓNDE ESTÁ AHORA

El Christina navega entre el Mediterráneo y Caribe en régimen de chárter. Las tarifas oscilan entre 45.000 € – 65000 € por día. ¿Te animas a navegar al estilo Onassis? ¡Contacta para conocer los detalles!

Además de regatas curiosas, también hay barcos que inspiraron historias inolvidables. ¿Cuál te ha gustado más? ¡Déjanos saber!

Redactora:
Teresa De Vincenzo
www.redactotexto.com

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*