César Enríquez: “todos los momentos de la travesía hacia el Caribe son vitales para mi”.

César Enríquez: “todos los momentos de la travesía hacia el Caribe son vitales para mi”.
1 noviembre, 2014 Orsi Oletics Herczog

CÉSAR ENRÍQUEZ: “TODOS LOS MOMENTOS DE LA TRAVESÍA HACIA EL CARIBE SON VITALES PARA MI”.

Velero Sargantanal

Cigale 16

César Enríquez es patrón de barco, pero sobre todo un hombre de mar. Mallorquín de adopción, se dedica al charter náutico profesional y conoce como pocos las Islas Baleares y sus paisajes de ensueño. La navegación es su vida y su pasión. Cada año, en noviembre, con su velero Sargantal (construido en aluminio y de 16 metros de eslora), César cruza el Atlántico y permanece en el Caribe hasta abril. Cruzar el Atlántico en velero, incluso con sus 30 años de experiencia náutica, es una experiencia única. Aquí nos cuenta cómo la ha vivido y qué recomienda para hacerla:

 -¿Cuántas veces has cruzado el Atlántico?
-Lo he cruzado cinco veces en varios sentidos, dos como tripulante y tres como patrón.

-¿Cuál es el motivo que te impulsa a realizar esta aventura?
-No hay ningún motivo especial. Reconozco que es algo en lo que se piensa desde la primera vez que te subes a un velero e incluso antes, debido a esas lecturas de chico sobre viajes y aventuras en el mar.  En mi caso es la suma de muchas cosas, todas relacionadas con el mar. Fue algo que llegó en forma natural. A medida que navegas, cada vez haces travesías más largas, te vas enganchando en el mundillo, te metes en barcos de regatas, conoces a mucha gente que ha cruzado y te cuentan… Hace ya unos cuantos años, surgió la oportunidad de participar en una regata de cruceros que salía desde Cádiz con llegada en La Habana y no me lo pensé. Así me metí en lo que es hoy mi forma de vida.

estrella de mar-¿Cuáles son los momentos más positivos y memorables de la ruta y por qué?
-Ha habido muchos buenos momentos, por eso he vuelto a hacer la ruta y espero seguir haciéndola hasta que tenga ganas. Es difícil transmitir la belleza de esos instantes, porque son muy personales: una ballena que pasa a pocos metros del barco, una puesta de sol, unas nubes, unas estrellas, cualquier ola, cualquier pájaro. Todos los momentos que paso solo en el mar y en una travesía oceánica, me enganchan y son vitales para mi.

-¿Y cuáles han sido los momentos más difíciles?
-Los difíciles son menos, pero claro que los hay: estás en medio de un enorme océano, solo y sin posibilidad de asistencia fácil. Forman parte de la travesía y se pasan porque después de la tempestad vuelve la calma. Lo que es seguro es que los buenos momentos superan a los difíciles y eso lo saben quienes navegan. Es un viaje seguro porque ningún marino se lanza al mar a sufrir.

En el Caribe

César en el Caribe

-Una vez que llegas al Caribe y alcanzas la meta, ¿que emociones sientes?
-Alegría, por supuesto. Son emociones y sentimientos que has ido acumulando desde que te embarcaste, así que al final todo es una sola cosa, algo que queda en ti para siempre. Además, si vas como patrón, tienes el añadido de que has hecho un buen trabajo, has traído a buen puerto a tu tripulación y al barco. Eso es muy gratificante.

-¿Qué recomiendas a alguien que quiere cruzar el Atlántico por primera vez?
-Que lo sopese bien y una vez que lo tenga claro, que se lance a ello. Seguro que nunca lo olvidará, porque aunque no sea una travesía cómoda, te permite reunir emociones, obligaciones y sueños. Es lo más duro y lo mejor de la travesía.

¿Qué os parece la ilusión de César Enríquez por su trabajo? ¿No os parece que él sabe como nadie Disfrutar el Mediterráneo?

Contáctanos si quieres vivir la aventura de cruzar el Atlántico en velero!

Redactora:
Teresa De Vincenzo
www.redactotexto.com

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*